Manifiesto

Desde muy pequeño me di cuenta que la vida es un juego donde sin pedirlo te invitan a jugar. Te sueltan en la jungla. Sin apenas saber nada más que respirar y con dependencia absoluta a tus padres o las personas que cuando fuimos pequeños nos cuidaron.

Desde pequeño me di cuenta mirando alrededor que mis ojos eran inquietos, impacientes y mi corazón tremendamente loco. Solo me faltaba encontrar un sombrero para darme cuenta de quién era.

En mis viajes he conocido gente maravillosa. Lugares increíbles y he conocido gente no tan maravillosa y lugares tristes. Oscuros. Donde los niños buscaban la comida entre la basura, o dormian en la calle esperando que la suerte apareciera y se transformara en algo que comer. Que beber.

He aprendido mucho más viajando que he estudiando carreras y Masters y en mis conferencias y clases siempre le dijo a la gente que lo que deben hacer en la vida es viajar. Conocer. Hablar. Reír. Llorar y darse cuenta que este juego llamado vida es como el tablero de la oca. Pasas de la casilla 15 a la 54 sin darte cuenta. Y algunas veces, al revés.



Por favor. Esto te lo digo a ti que me estás leyendo. No has pensado alguna vez que tú podrías ser ese niño que busca comida en Katmandú? O ese otro niño que lleva en un hospital 95 semanas enfermo de cancer? Esa mujer maltratada? Ese animal abandonado en la cuneta de una carretera? Ese abuelo olvidado en el juego de la vida? Has pensado alguna vez a que viniste al mundo?Cuál es tu función?

Ayudar es un don gratuito que todos tenemos. Si. Es gratis. Ayudar al contrario de lo que puedas pensar no es solo dinero. Hay activos más importantes que el dinero. Mucho más. Para mi el más importante sin duda es uno que me asusta y me hace llorar muchas veces. Se llama TIEMPO.

El tiempo no vuelve. No pide permiso. No entiende de domingos. De veranos. Del frío. Del calor. De alegrías ni éxitos. Ni de fracaso. Gran palabra esa! Fracaso. Haz de tu fracaso una oportunidad. Tómate un respiro y fluye. Yo lo hice. Yo lo hago.

Pon frente a ti un reloj de arena. Dale la vuelta y mira durante tres minutos como esa arena cambia. Fluye y se transporta hacia otro lugar. Otro espacio. Esos instantes no regresan. No los desperdiciemos. No los desperdicies.

Ayuda a cruzar la calle. A sonreír al de tu lado. A dejarle paso. A respetarte y a quererte. Así lo hice yo. Please. Hazlo conmigo.

Cree que tú puedes cambiar el mundo. Si. Créelo. Tu cambiarás el mundo y lo que quieras! Tu fuerza es ilimitada y bien canalizada y con la ayuda de todos los que quieras podrás colonizar nuevos mares. Nuevos mundos y nuevos corazones.

FOUNDATION INVENCIBLE quiere crear una comunidad de #beinvencible. De soñadores. De personas implicadas! De locos que pinten. Canten. Escriban. Caminen. Corran. Vuelen. Y sobre todo sueñen.

Desde muy pequeño me di cuenta que esto es un juego y recuerda que cuando éramos pequeños era mucho más divertido jugar con otros niños que solo.

Y de repente una mañana, descubrí mi sombrero y me di cuenta que era simplemente un Sombrerero Loco. Un Soñador descubriendo el significado de palabras muy importantes para esta FOUNDATION INVENCIBLE como Familia. Amor. Cariño. Amistad. Fuerza. Solidaridad. Corazón y Confianza

Please! Me ayudas? Prometo no dejarte solo/sola nunca. Prometo ayudarte siempre. Como pueda o como quieras. Prometo estar a tu lado si quieres que lo esté . Por favor, Prométeme que tú también harás lo mismo conmigo. Contigo. Con ellos.

Tienes el tablero del mundo delante. Tienes los dados. Juegas conmigo a ser #BEINVENCIBLE?

El Sombrero Loco